SER HUMANO

Que belleza hay en el Ser Humano cuando tenemos ganas de compartir nuestra energía.
Que expansión y que belleza por dentro. Aunque sea a ratos, a sorbos, porque la vida es eso, momentos.

Qué belleza en estos humanos que somos cuando de verdad nos habitamos por dentro, nos conocemos, y al sentirnos habitar, nos amamos a nosotros mismos.

Y os aseguro que no es fácil aprender a habitarse, aprender a ser humanos.

La mayoría de nosotros, hemos encajado en este cuerpo y aún no lo hemos sabido vivir, sentir… el ego nos hace separarnos de él y empezar una guerra contra el propio cuerpo que no nos permite ser el humano que somos.

Cuando somos capaces de verlo, y queremos dejar de huir de este cuerpo que hemos elegido y nuestra madre nos ha proporcionado, empezamos a amarlo, desde dentro. Y entonces es cuando nuestra alma asienta en el cuerpo, enraizamos en él.

Compartirse

Que belleza hay en el Ser cuando surgen las ganas de dos personas de compartirse cuando el corazón se toca, como extasía los sentidos y hace que el corazón quiera latir con la belleza de todo lo que nos rodea.

Porque eso es lo que hace el corazón. Expandirse, rendirse a la luz, y la luz es amor, y el Amor, se expande. Y cuando entra en contacto con sus ganas con otro ser y quiere compartirse, ese amor se potencia. Entonces es cuando se siente la verdadera libertad, la libertad que alimenta el Alma…

No existe el miedo

Entonces no existe el miedo, porque uno al otro de esos corazones, otro al uno, se retroalimentan, y el fuego del amor se expande y se multiplica hasta niveles desconocidos. Sólo cuando somos capaces de entrar en nuestra vulnerabilidad a corazón abierto y expandirlo…

Y para entrar en esa vulnerabilidad, hay que rendirse. Y ha de haber mucha compasión y respeto, por el otro y por mí mismo, por mi corazón… Cuando venzo mis propios miedos y me abro a esa vulnerabilidad, sin medida, el Amor explosiona dentro y llega una sutil valentía, porque en la valentía del Amor, todo se puede, todo se transmuta por dentro…

Valientes de corazón

INVOCO a los valientes con el corazón abierto a seguir expandiendo y dando ese Amor, porque podrá más que los miedos de los que se encarcelan en su propio corazón cerrado.

Hombres y mujeres tenemos miedos, dolores, desconfianzas y muros en el corazón… Pero no os olvidéis que , biológicamente, el corazón es el polo positivo en la mujer, es decir, el que se expande. En el hombre es el polo negativo, por eso digo y proclamo “Valientes” porque en vosotros hombres, está la valentía de querer abrirlo a pesar de que su movimiento es hacia dentro, porque solo así se va a dar esa verdadera evolución del Ser.

Sólo así va a brillar la verdadera Belleza del Ser que somos. Permítete que así sea, que ya es hora de que TODOS Brillemos!

Esa intimidad del Amor, dejarse, entregarse, sana nuestras heridas. Nos renueva por dentro y nos hace libres porque sanar las heridas nos libera.

Doy gracias al Universo por traerme cada día el regalo del Amor a mi vida, que es lo que sucede cuando se está dispuesta a recibirlo.

Carol Rodríguez.

1
Hola,
¿en que puedo ayudarte?